jueves, 8 de enero de 2015

Senasa ya controla el nuevo tren internacional Posadas-Encarnacion

El organismo confirmó que realiza operaciones de seguridad sanitaria en el servicio, activo desde el pasado 31 de diciembre.


El Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (Senasa) ya controla el tránsito vecinal fronterizo (TVF) en la estación de donde parte y arriba el tren internacional que une la ciudad argentina de Posadas, Misiones, con la paraguaya Encarnación, que comenzó a funcionar el pasado 31 de diciembre de 2014.

En las instalaciones de la estación realizan el control integrado del TVF agentes del Centro Regional Corrientes-Misiones del Senasa, el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa) de Paraguay, las direcciones nacionales de Migraciones y de Aduanas de la Argentina y su similar de Paraguay, y actúa como fuerza de seguridad la Gendarmería Nacional Argentina.

En su área de control, el Senasa se rige por las resoluciones de Frontera 295/99 y 299/99 y la Resolución 1354/94, que estipulan los productos, subproductos y derivados de origen animal y vegetal que puede ingresar al país como equipaje por no constituir un riesgo desde el punto de vista zoofitosanitario, el manual de procedimientos de control en los puntos de ingreso al país y los requisitos para el ingreso de mascotas.

En tal sentido, está prohibido el ingreso de cítricos, yemas y materiales de reproducción de vegetales en prevención del Huanglongbing (HLB) -enfermedad que mata los cítricos y que no se presenta en la Argentina- con el objetivo de proteger la producción citrícola nacional y mantener el estatus zoofitosanitario alcanzado a lo largo de los años.

En la inauguración del servicio, junto a autoridades naionales, provinciales y paraguayas, estuvo en representación del Senasa el director del Centro Regional Corrientes-Misiones, José Ciancaglini.

El funcionamiento de este servicio internacional agiliza el tránsito entre ambos países teniendo en cuenta que el recorrido dura tan solo 8 minutos de una estación a otra, y parte con una frecuencia de 30 minutos aproximadamente, operando todos los días de 7 a 19.

La puesta en marcha de esta forma de comunicación favorece la descongestión en el intenso tránsito de pasajeros entre ambos países, generando un bienestar en la sociedad al tiempo que es uno de los pocos trenes de América Latina que vinculan dos países en un tiempo y recorrido tan corto.

Fuente: Nota

Powered by Esperando Via